L-Carnitina

La L-Carnitina y sus aplicaciones.

L-CarnitinaLa L-Carnitina es un compuesto químico que  tiene diversas aplicaciones en medicina y se puede usar también en planes de adelgazamiento o al hacer deporte, para quemar grasas y aumentar la masa muscular. En este artículo se presenta información básica sobre la L-Carnitina, cómo actúa y cómo utilizar un suplemento de L-Carnitina para ganar masa muscular.

¿Qué es la L-Carnitina y cuál es su función?

La L-Carnitina es una amina cuaternaria (sustancia química parecida a un aminoácido) que se sintetiza en el hígado y el riñón y que también puede encontrarse en ciertos alimentos. La función de la L-Carnitina es transportar los ácidos grasos hacia la mitocondria, para que puedan ser oxidados y transformados en energía.

Habitualmente, el organismo utiliza los azúcares presentes en sangre para suministrar energía a los tejidos. Cuando estos azúcares se agotan, el cuerpo recurre a las reservas de tejido adiposo para obtener ácidos grasos y oxidarlos en las mitocondrias (orgánulos presentes dentro de casi todas las células) con el objetivo de obtener energía. La sustancia química encargada del transporte de los ácidos grasos hacia la mitocondria es la L-Carnitina.

La L-Carnitina se encuentra presente en alimentos tales como carnes rojas, leche de vaca y algunos pescados, sin embargo,  la mayor parte de la  L-Carnitina presente en el cuerpo humano es sintetizada por el mismo, utilizando dos aminoácidos esenciales (lisina y metionina), varias vitaminas (B3, B6, C) y hierro. La falta de cualquiera de estos nutrientes puede provocar una deficiencia de L-Carnitina.

Principales aplicaciones de la L-Carnitina.

Porque favorece la eliminación de tejido graso y aumenta el aporte de energía a todos los tejidos, la L-Carnitina puede ser útil en:

-       Afecciones cardiovasculares. La L- Carnitina  es abundante en el tejido muscular del corazón, pues le aporta energía y favorece la contracción de las células cardíacas. Un suplemento de L-Carnitina puede ser útil en pacientes con insuficiencia cardíaca, secuelas de un infarto o angina de pecho, para mejorar el funcionamiento del corazón.

-       Entrenamiento. Algunos deportistas utilizan suplementos de L-Carnitina para tener más energía, especialmente durante ejercicios intensos. La L-Carnitina favorece la rápida oxidación de grasas, lo que aporta energía inmediata a los músculos para continuar ejercitándose. Además, la L-Carnitina tiene otros efectos que favorecen el rendimiento en el entrenamiento y el incremento de la masa muscular, que se detallan más adelante.

-       Dietas para adelgazar. En conjunto con una dieta baja en calorías y una adecuada rutina de ejercicios, un suplemento de L-Carnitina puede ayudar a remover los depósitos de tejido graso, para transformarlos en energía.

-       Pacientes con deficiencias renales. El riñón juega un papel importante en la producción de L-Carnitina. Por esta razón, quienes sufren insuficiencia renal podrían tener una deficiencia de esta sustancia y es posible que tomar un suplemento de L-Carnitina les ayude a mejorar en este aspecto.

 

Beneficios de la  L-Carnitina para los deportistas.

La L-Carnitina puede ayudar a los deportistas a lograr dos objetivos importantes: perder tejido graso y aumentar la masa muscular. Muchos estudios científicos avalan la efectividad de la L-Carnitina y confirman que puede ser usada con seguridad, pues las contraindicaciones  son escasas y los efectos secundarios son poco frecuentes.

Algunos de los beneficios que la L-Carnitina brinda a los deportistas son los siguientes:

-       Aumenta la resistencia y disminuye la sensación de agotamiento. La L-Carnitina  aporta más energía a los músculos, y de este modo ayuda a los deportistas a realizar ejercicios intensos por tiempo prolongado. Así, la L-Carnitina ayuda a incrementar la masa muscular.

-       Promueve la eliminación de ácido láctico y otros desechos. Durante el ejercicio el músculo acumula ácido láctico, y esto causa agotamiento del mismo y sensación de ardor o dolor. La L-Carnitina ayuda a eliminar ácido láctico y de esta manera favorece el desempeño de los músculos durante el ejercicio. Además, la L- Carnitina también participa en la eliminación de la amonia (producto de la degradación de las proteínas), para que se transforme en urea y se elimine en la orina.

-       Estimula la eliminación de tejido adiposo.  Como ya se ha mencionado, la L-Carnitina cumple un papel muy importante en la quema de grasas, pues se trata de una sustancia indispensable para que los ácidos grasos sean utilizados como fuente de energía. Pero cuidado: no hay que olvidar que los carbohidratos (azúcares) son la principal fuente de energía del organismo. Quien consuma abundante cantidad de carbohidratos tendrá buen  nivel de azúcar en la sangre y reserva de glucógeno en el hígado,  y por lo tanto no eliminará tejido adiposo, aunque toma suplementos de L-Carnitina. Por esta razón, quienes deseen eliminar tejido graso ayudados por la L-Carnitina tendrán que seguir una dieta adecuada y realizar ejercicio moderado con regularidad, para poder consumir los azúcares y “obligar” al organismo a quemar grasas.

-       Favorece la recuperación muscular. Tras realizar una rutina de ejercicios intensos, la L-Carnitina mejora la recuperación y regeneración de los músculos, reduce los daños musculares del entrenamiento y favorece la acción de algunas hormonas anabólicas, como la testosterona y la hormona de crecimiento.

 

Cómo utilizar la L-Carntina para aumentar la masa muscular.

Existen suplementos de L-Carnitina en diversas presentaciones, pero la mayoría de ellos son cápsulas o pastillas de L-Carnitina que contienen 500 mg o 1000 mg de sustancia cada una. En general, se podría decir que una dosis diaria de  2 a 4 g de L-Carnitina repartida en varias tomas  puede ser muy útil para mejorar el rendimiento en el entrenamiento e incrementar la masa muscular. Lo ideal es tomar el suplemento de L-Carnitina 40 o 50 minutos antes de comenzar con los ejercicios, lejos de las comidas para optimizar la absorción de L-Carnitina hacia el torrente sanguíneo. El tratamiento  con  suplemento de L-Carnitina puede realizarse durante 2 a 4 semanas.

La dosis  ideal de L-Carnitina para cada individuo puede calcularse según su peso. Lo que se recomienda habitualmente es consumir 15-30 mg de L-Carnitina por cada Kg de peso, por día. Por ejemplo, para una persona de 78 kg, la dosis sería de 1.2 a 2.3 g diarios, repartidos en dos o tres tomas.

Siempre hay que tener presente que no existen las soluciones mágicas para adelgazar o para ganar músculo, y que los tratamientos con L-Carnitina deben estar acompañados de una dieta balanceada y una rutina regular de ejercicios. Antes de comenzar a utilizar un suplemento con L-Carnitina, se debe consultar con un experto.